¡SE BUSCA!

     

    Hace unos días estuve conversando con una amiga, ya saben, de esas que uno siente como hermana. Y es que nosotras estudiamos juntas en la Universidad y hemos compartido muchas risas y muchos llantos. En una conversación de “muchachas grandes” hablábamos sobre la realidad que nos había tocado vivir en esta Venezuela que la gente ya no conoce y no entiende. Porque es que no se entiende que no se puedan hacer planes, porque un entorno que tu no controlas, te los derrumba, que tu mamá haya cambiado su rutina de visitar a amigas y hablar de manualidades, por ir a “pescar” comida en un supermercado. No se puede explicar por qué si siempre recibimos gente, ahora tenemos que despedirla y peor aún, acostumbrarnos a la idea del “no se cuando lo vuelva a ver”. De repente sentí una ansiedad espantosa por no saber lo que debo esperar, como debo actuar o hasta donde podré llegar, creo que es una sensación que tenemos todos los jóvenes en el país, así como si nos faltara el aire. Los mas experimentados le dicen “incertidumbre”. Mi amiga me preguntaba que si yo pensaba que este año se resolvería esto y entre una risa nerviosa, le respondí: “pregúntame algo mas fácil”. No tuve una respuesta para ella y eso me dio miedo. Sin embargo, llegué a una conclusión. Creo que Venezuela solo está perdida, porque estoy segura de que tanta grandeza, no puede desaparecer para siempre. Necesita de un montón de gente que la guíe y la ayude a llegar a su destino. La consigna es ¡SE BUSCA! y se otorgará una jugosa recompensa. Calidad de vida, seguridad, hermandad, honestidad, solidaridad y otras tantas cosas mas, todo esto acompañado de los paisajes mas espectaculares que alguien pueda imaginar. 

     Quiero que entiendas que esta es la opinión de una persona que ha aprendido a amar a su país por sobre todas las cosas y es posible que no compartas mi pensamiento, pero si eres venezolano y no tienes nada bueno que decir sobre el país que te lo dio todo, es mejor que no digas nada. Para eso es todo este cuento, porque de verdad me siento impotente cada vez que escucho alguien refiriéndose taaan negativamente hacia lo que somos y lo que tenemos. Son luz para la calle y oscuridad para la casa. Mi última conclusión acerca de esto, es que todos los que se encargan de llevar un mensaje negativo sea cual sea, tienen MXXXX en a cabeza :).   Por ciertooo, si quieres ser de los que cobren la recompensa, solo debes intentar ser el cambio que quieres ver ♥ ♥ ♥

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s